El lavavajillas no es el mejor amigo de tus copas de cristal

91 459 80 30
El lavavajillas no es el mejor amigo de tus copas de cristal

A lo largo de nuestra amplia trayectoria dedicándonos a la fabricación y al grabado de copas de cristal hemos podido comprobar cómo una de las mayores preocupaciones de nuestros clientes está relacionada con el proceso de limpieza que deben seguir para evitar que sus copas se estropeen o pierdan el brillo con el que llegan a sus casas recién compradas.

Efectivamente, una cristalería rayada, opaca o con manchas causa muy mal efecto. Saber cómo lavarla después de su uso es fundamental si quieres que se conserve limpia y reluciente. En este post te contaremos por qué utilizar el lavavajillas no es la mejor opción y cómo debes usarlo en el caso de que apuestes por la comodidad de este aparato.

El lavavajillas se ha convertido en un electrodoméstico imprescindible en la vida de la mayoría de nosotros. La falta de tiempo hace que introduzcamos en él una gran cantidad de objetos que deberían ser lavados a mano. Uno de ellos es la cristalería. Está demostrado que no es conveniente lavar las copas de nuestra cristalería en el lavavajillas si no queremos correr el riesgo de que se rompan, se astillen, se rayen o absorban olores.  Pero como somos conscientes de que no siempre vas a disponer de tiempo para lavar tus copas a mano, como expertos en la elaboración y grabado de copas de cristal vamos a contarte cómo usar el lavavajillas de la manera “menos peligrosa posible” para tu cristalería.

En primer lugar, a la hora de colocar las copas procura tumbarlas para evitar que se rompan si chocan o se mueven durante el proceso de lavado. 

En segundo lugar, asegúrate que la temperatura del agua nunca es superior a los 150ºC para que el cristal no corra el riesgo de quebrarse. 

Y por último, evita un programa largo, reduce la cantidad de detergentes y si es posible, saca las copas antes del proceso de secado ya que este se produce con vapor a temperaturas muy altas que provocan que el cristal comience a perder brillo y se vuelva opaco o empañado.

Ten en cuenta estas consideraciones si vas a lavar tus copas a máquina aunque ya sabes que en Talleres Calvo te recomendamos que hagas un hueco en tu agenda para lavar tu cristalería a mano.