El vino en cristal

91 459 80 30
El vino en cristal

Uno de los trabajos que realizamos en nuestro taller es la reparación de copas de cristal, para que puedas seguir utilizándolas durante mucho tiempo. Cuando el cristal es realmente bueno, merece la pena restaurar los objetos que están fabricados con este material, tanto las copas que usamos para beber como objetos decorativos.

Desde hace años, el cristal se ha convertido en el material empleado para la bebida del vino, licores o incluso de diferentes destilados. En realidad, el ser humano empezó a beber utilizando todo tipo de recipientes, incluyendo también las calabazas. Sería entre finales del siglo XVII y principios del XVIII cuando se empezó a pensar que no todos los materiales ofrecían la posibilidad de apreciar las cualidades del vino. Entonces se dio el salto a las copas de cristal de gran calidad, como el de Bohemia.

De hecho, hay un estudio que apunta que el recipiente tiene gran importancia en el sabor del vino. De ese modo, al cambiarlo también notaremos un toque diferente en un mismo caldo. El uso del cristal se debe a que contiene óxido de plomo, que permite que el material sea más delgado; además, es más poroso, por lo que se rompen las moléculas del aroma y se pueden apreciar mejor los que desprende el vino. Como son más delgadas, también conservan mejor la temperatura del vino.

Por supuesto, son artículos más caros y más frágiles. Pero en nuestro taller nos encargamos de la reparación de copas de cristal que están deterioradas. Tráenos tus copas para que veamos cuál puede ser la mejor solución.

Además, en Talleres Calvo también realizamos otros trabajos, incluyendo el grabado de copas o la fabricación de vasos para whisky, de jarrones, bomboneras y otros elementos decorativos.